Sobre mi

Hola. Soy Beatriz, ex fumadora.

¿Que te parece la foto? Ahí estoy … lanzándome, después de mucho pensarlo,  eso si… como estás haciendo tu. Y aunque impone, como dejar el tabaco… al final es una gozada lo que llegas a sentir cuando lo consigues. Y te sientes muy orgulloso/a de ti, como yo lo estoy de dejar el tabaco y de lanzarme por esta presa…

Cuando era adolescente no me gustaba nada que la gente fumara. Incluso a mis amigos que fumaban me cuentan que  le rompía los cigarros, je je

Después cuando estaba en la facultad al terminar los exámenes (estudié Farmacia, aunque no me licencié) y para celebrarlo nos fumamos algún cigarrito…. pero <yo lo podía controlar sin problemas> … me acuerdo que un buen amigo me decía < te estás empezando a viciar> … y yo le decía estas palabras….

Y si, lo puede dejar sin problemas, unos 25 años después… subiendo cada vez más la cantidad de cigarrillos.

En momentos de estrés y ansiedad , era como el flotador al que agarrarse.

Y en los momentos de alegría me hacía sentir fenomenal…. así como quien no quiere la cosa me enganché al cigarrillo. 

Solo lo dejé en los 2 embarazos que tuve. Pero cuando empezamos a vernos con amigos, caí otra vez. 

No era muy consciente, hasta que mis hijos y mi marido, me empezaron a decir que no fumara y quise dejarlo… empecé a ver lo que me costaba,

Me buscaba excusas para fumar lejos de ellos… que si un recado, que si tiro la basura…¡¡ la de veces que he ido a tirar la basura y tan contenta!!..  ja ja

Ponerme en la ventana de mi habitación con medio cuerpo fuera para que no oliera a tabaco la habitación… y en invierno en esa ventana ponerme un  plumas, para fumar, sin salir a la calle… si, si,  como lo oyes… ja ja

Lo intentaba y volvía a los pocos días y con más ganas. y así una vez y otra y otra…no podía dejarlo. Y me sentía frustrada. Les  decía que lo estaba dejando, por no reconocerles que no lo podía dejar… me daba mucha vergüenza… que ejemplo para mis hijos era!!!!

Y yo me sentía frustrada… no podía con una cosa tan pequeña como un cigarro… a veces pensaba que con cosas más importantes tampoco podría… pero seguía fumando sin querer, con miedo a intentarlo por miedo a fracasar

Un buen día una conocida mía me dijo que había ido a hipnoterapia y había dejado de fumar. Ella fumaba dos paquetes de tabaco. Le dije que no me lo creía que cuando llevara 1 mes me lo dijera y entonces si lo de había dejado iba yo. Y así fue… lo había dejado no tenía ganas y yo cumplí con mi palabra. Había que intentarlo.. un caso tan difícil y era un éxito…

Y si, lo dejé. Es cierto que a los 3 meses y por el fallecimiento de mi padre me fumé un par de cigarros. Pero no me supieron igual y comprendí que eran los últimos que iba fumar. Algo había cambiado y no tenía esa dependencia ya.

Cuando recibo una terapia, me gusta conocer como es, que recibo. Así que me puse a estudiar hipnoterapia,( como anteriormente lo hice con Kinesiología, Cráneo sacral, Reiki, Biomagnetismo, Coaching). Y cuando la aprendí me pareció algo tan bonito, tan eficaz y que podría ser útil a mucha gente . Y por eso estoy dirigiéndome a ti, para acompañarte en una de las mejores decisiones que vas a tomar en tu vida… dejar de fumar.

            Nos vemos pronto

            Un abrazo enorme